24 mar. 2007

Rendimiento de los inversores particulares

Interesante artículo:

Tres investigadores del Instituto de Economía Financiera de la Universidad de Maastricht han publicado recientemente un estudio sobre el rendimiento que obtienen los inversores particulares en sus andanzas en bolsa en comparación con el rendimiento del mercado. Para ello han utilizado una base de datos compuesta 68.000 cuentas de personas que invierten a través del mayor broker holandés, el cuál ha llevado a cabo más de 8 millones de operaciones sobre acciones, obligaciones y derivados desde Enero del 2000 hasta Marzo del 2006 (que es el espacio muestral).

El artículo (que se puede descargar aquí) tiene 45 páginas de poco desperdicio, y éstas son bajo mi punto de vista, las principales averiguaciones:

1 Los inversores particulares suelen tener un beta (sensibilidad a los movimientos del mercado, es decir, riesgo) relativamente alta.

2 El inversor medio tiene una alfa (rendimiento adicional obtenido teniendo en cuenta la exposición al riesgo, es decir, beta) negativa.

3 La causa principal del pobre rendimiento es el trading con derivados. Los inversores que especulan con derivados obtienen un rendimiento neto 3.3% inferior al mes que aquellos que no lo hacen

4 El 65% de los inversores del estudio no operan todos los meses… con buen criterio. A pesar de que los inversores más activos obtienen rentabilidades brutas superiores, ocurre todo lo contrario cuando se tienen en cuenta las rentabilidades netas. Las comisiones por transacción penalizan el rendimiento de los inversores activos en un -3.5% mensual de media.

5 Las mujeres tienden a hacerlo mejor que los hombres (el invertir, en este caso). Esto es particularmente notorio en tiempos de mercado bajista, ya que sus carteras tienen menor riesgo, y realizan menos transacciones.

6 Los inversores con grandes carteras tienden a conseguir mejores resultados que aquellos con carteras menos cuantiosas.

7 No se encuentra ninguna relación significativa ente la edad del inversor y el rendimiento de su cartera.

8 Hay una fuerte evidencia de persistencia de rendimiento entre los inversores particulares. Los mejores 6800 inversores en un año concreto siguen aventajando a los peores 6800 en un 2.8% mensual (neto) de media al año siguiente. Obviamente, en intervalos de tiempo más cortos este efecto se muestra más débil, pero ya es significativo a los 6 meses.

Del estudio se desprende que es muy difícil para un inversor particular batir al mercado. Los peces pequeños pagamos muchas comisiones y eso va haciendo mella mes a mes en nuestra rentabilidad, hasta convertirse en un factor insalvable, como tampoco parece hacernos ningún favor la propensión a entrar en chicharros.

También es muy notable lo pernicioso del uso de productos derivados (futuros, forwards, swaps, opciones, etc) para la rentabilidad del particular. Aquí yo me pregunto si esto se debe al desconocimiento de su correcto uso por parte del inversor medio, o a que al pequeño inversor le es imposible sacar partido en estos juegos de suma cero.

En conclusión, operar con poca frecuencia y en valores de bajo riesgo (huyendo de los chicharros) ha sido la clave del éxito desde el año 2000 hasta el 2006. Si las cosas no cambian mucho en los próximos años (y no veo por qué habrían de hacerlo) y eres uno de estos “pequeños inversores” (y lo más probable es que lo seas), considera operar a largo plazo con un broker adecuado a dicha estrategia. Por ejemplo, invertir en un ETF que replique al mercado no parece para nada una mala estrategia. Para ésto yo recomendaría el Broker Naranja de ING Direct, ya que no cobra comisiones de mantenimiento.

Fuente: Bolsaovejuna

Se debería puntualizar que este estudio ha sido realizado durante un periodo bastante bajista, por lo que sería relevante contrastarlo con un estudio similar pero realizado durante un periodo predominantemente alcista. No debemos olvidar que la bolsa ha sido siempre alcista a largo plazo.

Saludos.